¡Vapear no es cool! La historia de Kyla Blight te hará reflexionar

Joven británica de 17 años pierde parte de su pulmón por uso intensivo de vaporizadores

En un impactante suceso, Kyla Blight, una adolescente británica de tan solo 17 años, ha perdido una parte de su pulmón debido al uso excesivo de vaporizadores. La joven vapeaba el equivalente a 400 cigarrillos a la semana, es decir, aproximadamente 57 al día, creyendo que era una actividad inofensiva.

Todo cambió el pasado 11 de mayo cuando Kyla se desmayó en medio de una pijamada con una amiga, quedando azul. Fue trasladada de emergencia a un hospital donde tuvo que someterse a una cirugía de cinco horas y media en la que los médicos tuvieron que extirparle una parte de su pulmón.

Además de la terrible pérdida de tejido pulmonar, la joven estuvo al borde de un paro cardíaco, según relató su padre, Mark Blight, quien describió la experiencia como aterradora y desgarradora.

Según los médicos, los vaporizadores desechables podrían haber causado el colapso de su pulmón y el riesgo de perforación debido a la formación de ampollas. Kyla, quien comenzó a vapear a los 15 años al ver que sus amigos lo hacían, ha pasado por una experiencia traumática que la ha llevado a comprender los peligros de este hábito.

Tras dos semanas hospitalizada y con una importante lección aprendida, la joven advierte a otros jóvenes sobre los riesgos que conlleva el uso de vaporizadores, recordando que, a pesar de su aparente inocuidad, estos dispositivos pueden tener consecuencias devastadoras para la salud.

Esta impactante historia nos hace reflexionar sobre la importancia de informarnos y ser conscientes de las decisiones que tomamos, especialmente en lo que respecta a nuestra salud. Promoviendo una cultura de cuidado y responsabilidad, podemos evitar situaciones como la que enfrentó Kyla.

Te puede interesar:  Descubre los mejores patinetes eléctricos en Juguettos: diversión sobre ruedas

Resumen de la noticia

    • Kyla Blight, una joven británica de 17 años, perdió parte de su pulmón debido al uso intensivo de vaporizadores.
    • Vapeaba el equivalente a 400 cigarrillos a la semana, lo que le provocó fuertes problemas respiratorios.
    • Fue hospitalizada de emergencia tras desmayarse en una pijamada, donde los médicos tuvieron que extirparle una parte de su pulmón en una cirugía de cinco horas y media.
    • Estuvo cerca de sufrir un paro cardiaco debido al uso de vaporizadores, que causó daños en sus pulmones.
    • Ella empezó a usar vaporizadores a los 15 años al ver que era popular entre sus amigos, pero la cirugía la hizo reflexionar sobre los riesgos para la salud.

Últimas Noticias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir